White Marketing

White Marketing es el concepto de marketing basado en la ética y la transparencia como estrategia de eficiencia y calidad, siendo inalterable en el tiempo y aplicable a toda forma de marketing en cualquier tipo de medio o soporte que exista o esté por crearse.

Vivimos en la mejor época para hacer marketing. Nunca habíamos tenido tantas posibilidades. Nunca podríamos haber conseguido el alcance que hoy día conseguimos. Ni nunca habíamos podido personalizar tanto nuestras campañas. Sin embargo, nunca ha habido tanta oscuridad. El concepto de White Marketing trata de poner luz sobre la tiniebla que genera la falta de credibilidad y de transparencia, las mediciones inexactas o comprometidas, las agencias investigadas, los innecesarios intermediarios, la publicidad intrusiva y los bloqueadores de anuncios, la cantidad por encima de la calidad y la falta de control, las terribles extraprimas, la publicidad como moneda de cambio para instituciones, el subvencionismo de los medios y su control, las fake news, la falta de creatividad, la desconfianza por parte de los consumidores, y en definitiva un sector en continua crisis que no termina de regenerarse.

¿Hacia dónde debe girar nuestro sector?

 

El primer cambio que debemos hacer es sustituir el ‘ellos son’ por el ‘nosotros somos’. Entendiendo que no somos una cuenta de Twitter. No somos un perfil de Facebook, de Instagram, o de la red de moda futura. No somos likes. No somos páginas vistas. No somos usuarios únicos. No somos suscriptores. No somos plays. No somos clicks. No somos cookies. Somos personas. Por tanto, hagamos marketing para seres humanos. Pongamos la calidad por encima de la cantidad. La transparencia como estrategia de efectividad. Es hora de hacer White Marketing.